Guerra contra la comida chatarra: la opción es subir impuestos

Publicado en por ADRY

El Gobierno de EE.UU. está estudiando elevar los impuestos a los alimentos denominados comúnmente como “comida basura”. Nueva York fue la primera metrópoli donde los restaurantes de comida rápida tuvieron que especificar las calorías de sus menús. Un efecto polémico que ahora da un nuevo paso.

Debido a la gran accesibilidad de estos alimentos y, sobre todo, a que resultan muy baratos, se ha disparado su venta durante la crisis. Sin embargo, la gran desventaja borra todo lo demás: se alza como uno de los grandes causantes, según los estudios médicos, de las altas tasas de obesidad mundial, motivos suficientes para que los gobiernos hayan decidido declararles la guerra.

El refuerzo a los planes norteamericanos ha llegado al Despacho Oval a través de la revista American Journal of Clinical Nutrition, que asegura que subir la fiscalidad a este tipo de alimentos y ofrecer mayor información sobre su contenido en calorías podría ayudar a limitar el consumo.

España también ha dado los primeros pasos para aplicar estos gravámenes. La Universidad de Navarra ha planteado también un estudio en el que desarrollaba la idea elevar el IVA de hamburguesas y similares (ahora en el 8%), y bajar el de los productos saludables hasta el 4%, el tipo que se aplica a alimentos de primera necesidad como pan, leche, huevos o verduras.

Etiquetado en RESPONABILIDAD SOCIAL

Comentar este post