La apuesta de Pepsi por las redes sociales no se está traduciendo en ventas

Publicado en por ADRY

La compañía americana Pepsi Cola decidió invertir en el 2010 estrictamente en los social media. El proyecto “Pepsi Refresh Project” apostó por la activa participación de sus clientes, y renunció a la publicidad en eventos como el SuperBowl, en spots televisivos, entre otros. Sus acciones alcanzaron lo que cualquier campaña en redes sociales anhela, millones de fans y seguidores. Sin embargo, las cifras en ventas mostraron números muy bajos, postrando a la bebida en el tercer lugar – un escalón menor al habitual- de las gaseosas más vendidas en el mundo.

Pepsi-Cola es una de las pocas empresas multinacionales que decidió renunciar a cualquier otra vía publicitaria, que no sea dentro de los social media. De esta manera, Pepsi creó su propio canal en YouTube, su fanpage en Facebook, su cuenta en Twitter y apostó además por miles de blogs que se dedicaron a narrar las actividades o concursos actuales de la compañía. Los millones de dólares invertidos en esta campaña en redes sociales fueron un desastre en ventas y un éxito online. Si bien es cierto, la marca consiguió 80 millones de votos, 3,5 millones de fans y 60.000 followers en Twitter. Pero las ventas de esta gaseosa bajaron ese mismo año con 500 millones de dólares.

Una vez más, las redes sociales demuestran que son un excelente acompañante de las campañas publicitarias, pero que todavía no son lo suficientemente fuertes para llevar a cabo toda una campaña exitosa sin el apoyo de otros canales.

Etiquetado en PUBLICIDAD

Comentar este post